LOS 10 GRANDES OLVIDADOS DE LA DIABETES

0
LOS 10 GRANDES OLVIDADOS DE LA DIABETES

Los grandes olvidados de la diabetes son aquellas herramientas o aspectos relacionados con la patología que o bien usamos poco aun teniéndolos, o bien no están en los primeros puestos de la lista de prioridades aun siendo muy importantes.

Os presentamos nuestra lista de grandes olvidados. La hemos ido confeccionando principalmente a partir de observar los comportamientos y las preguntas de nuestros glucocolegas y familiares en las diferentes redes dónde tenemos presencia y participamos, así como en conversaciones de la vida diaria con otras personas con diabetes.

Nuestros grandes olvidados

  1. Prospectos de la insulina (y por extensión de los medicamentos). Son nuestros primeros grandes olvidados. En los prospectos hay infinidad de información útil y respuesta a muchas de las cosas que nos preguntamos y se preguntan cada día. Uno de los mejores ejemplos en esta categoría es el glucagón y el hecho que se puede mantener fuera de la nevera a temperaturas no superiores a 25 grados durante 18 meses, información contenida y explicada en el prospecto e impresa en la misma caja. Aun así, muchas personas continúan pensando que el glucagón sólo puede ser transportado y conservado en frío. En la misma línea, los prospectos de insulina nos enseñan las pautas de cómo purgar y muchas personas siguen sin seguir la técnica correcta.
  2. Guías y manuales de usuario. Otro gran desconocido. Con la llegada de la tecnología y de todos los aparatos y aparatejos que usamos a día de hoy para controlar la diabetes, los manuales y guías se nos han multiplicado en nuestra estantería. Pero cuántos realmente os los habéis leído?? Cuántos los habéis ojeado ni que sea el vertical para saber todo lo que contienen?? Muchas de las preguntas que vemos cada día en la red tienen respuesta si abrimos el manual de usuario. Es verdad que si preguntamos en muchas ocasiones generamos debate y aprendemos aún más cosas, pero aun así, acordaros de ellos y tenedlos siempre cerca en caso de duda.
  3. Purgar. Acción muy importante que hay que realizar correctamente antes de inyectar cada dosis de insulina, pero… cuántos lo hacen/hacemos correctamente? Esto enlaza con el primer punto y es que algo tan simple como leer el prospecto y seguir las instrucciones de purgado nos podría ahorrar seguramente más de un mal resultado, a su vez que nos ayudaría a mantener nuestros conocimientos actualizados (enlaza con el punto siguiente).
  4. Actualización de conceptos. Renovarse o morir, una frase aplicable a casi todos los ámbitos de nuestra vida y que también tiene su significado en el mundo de la diabetes. Este punto es importante para todos, pero lo es especialmente para los veteranos que llevan mucho tiempo conviviendo con la enfermedad. Dicen que la experiencia es un grado, y sin duda estamos de acuerdo en ello, pero la experiencia debe irse renovando, y por lo tanto también hay que renovar la forma de actuar, en base a la actualización de conceptos y la manera como hoy (y mañana) se trata (y se tratará la diabetes). Los que debutamos hace 30 años sabemos que las cosas a día de hoy son muy diferentes de cómo eran entonces, con lo que nos hemos tenido que actualizar y seguir aprendiendo. Aun así, hay personas que no han hecho este ejercicio (por múltiples motivos que ahora no entraremos a analizar) y se han quedado en el tratamiento y la manera de hacer de aquella época, perdiendo por lo tanto, todas las potencialidades y mejoras que el tratamiento actual nos ofrece. Reciclarse, por lo tanto, es básico, a su vez que de gran ayuda para nuestro día a día.
  5. Técnicas inyección. Es imprescindible conocerlas y hacerlo bien. Por lo tanto, es imprescindible que nuestro equipo médico les dedique un tiempo y periódicamente nos actualice y nos recuerde la importancia de pincharnos correctamente.
  6. El aspecto psicológico a lo largo de la vida. Consideramos que este es un gran olvidado del sistema sanitario. La diabetes es una carrera de fondo, no es algo puntual que te afecte un día y al día siguiente ya no esté. La cronicidad tiene este componente de permanencia y por lo tanto, en función del momento vital en el que nos encontremos y de las circunstancias que nos rodean, este peso puede dificultar nuestro buen control y nuestra vida en general. Por lo tanto, más allá del debut, dónde hay que interiorizar y aceptar lo que nos acaba de pasar, a lo largo de nuestra vida podemos tener otros momentos en los que la ayuda psicológica sea imprescindible para sobrellevar nuestra condición. A día de hoy es una asignatura pendiente y algo de lo que empezamos a hablar con fuerza y que esperemos que dentro de un tiempo pueda ser una realidad.
  7. Los pies. Creemos que son los grandes olvidados de nuestro cuerpo y de la parte física de la diabetes. Al igual como hacemos con nuestros ojos que revisamos periódicamente cuando se cumplen las condiciones dictadas por los protocolos clínicos, debemos revisar nuestros pies periódicamente. Además, en muchas de nuestras comunidades autónomas existe esta prestación para personas con diabetes que cumplen unos requisitos y periódicamente podremos visitar al podólogo como parte del seguimiento de nuestra diabetes.
  8. Las grasas y las proteínas. Y es que no solo los hidratos alteran la glucemia a la hora de comer, sino que las grasas y las proteínas pueden tener un efecto muy importante sobre nuestras glucemias y es absolutamente necesario aprender sobre ellas para que después de una comida cargada de grasa (como una hamburguesa o una pizza) no nos encontremos la desagradable sorpresa de pasarnos horas y horas en hiperglucemia. Hablamos largo y tendido de este tema en otro post y os dejamos, además, unos cuantos enlaces de interés para que podáis aprender sobre el tema.Hamburguesa con patatas fritas
  9. El estado anímico. Sabemos que los factores que afectan la glucemia son muchos más más allá de la comida, la insulina y el ejercicio (los tres pilares que aparecen en todo texto referente a la diabetes. Y sabemos, que uno de estos otros es el estado anímico… aun así, muchas veces sentimos que los sentimientos y como nos sentimos en una temporada determinada no reciben la suficiente atención ni sirven lo suficiente para justificar o explicar nuestros (normalmente alterados) controles a raíz de nuestro estado anímico. Y es que el estrés, la excitación, la angustia, la tensión de un período de exámenes o la emoción de un viaje pueden alterar tanto nuestros controles como el donut más grasiento del planeta.
  10. Las hormonas. Podrían formar parte del apartado anterior, pero les hemos querido dedicar una categoría diferente por su complejidad, especialmente cuando hablamos del género femenino. Y dentro del grupo hormonas, queremos hacer énfasis especial a la menopausia, gran gran gran desconocida y en relación a la cual encontramos poquísima información y de la que se habla poco sobre cómo afecta la diabetes. Aún no hemos llegado a esta etapa de nuestras vidas pero algún día llegaremos y estar informadas y formadas sobre cómo nos va a afectar nuestra patología es vital para seguir teniendo y manteniendo un buen control.

Y vosotros, tenéis algún otro olvidado? Añadiríais algo más a nuestra lista?? Esperamos vuestras aportaciones para crear debate y que los grandes olvidados dejen de serlo para pasar a ser otros más en la lista de cosas a tener en cuenta.

Mientras tanto… feliz verano y disfrutad de las vacaciones!

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.