EL AMIGOENEMIGO NÚMERO 1: MIS GLUCÓMETROS PREFERIDOS

2
EL AMIGOENEMIGO NÚMERO 1: MIS GLUCÓMETROS PREFERIDOS

Desde nuestro debut los amigoenemigos aparecen en nuestra vida para quedarse. Para salvarte y para fastidiarte, lo que viene a ser a la vez un amigo y enemigo, los amas y los odias al mismo tiempo. Ya hablamos en otra ocasión de otro amigoenemigo los pinchadores y en esta ocasión os voy a contar cuáles han sido y son mis glucómetros preferidos y por qué. Qué me aportan que no hacen los demás o simplemente añaden algo de valor.

Para comenzar, si no lo saben todavía, a las personas con diabetes no nos gusta cambiar de glucómetro (a pesar que se recomienda cada 4 años). A algunos esto les pilla de sorpresa quizás, pero creerme, no nos gusta. Cuando debuté, el glucómetro que me dieron pasó conmigo más de 15 años hasta que me lo robaron. Este drama monumental me costó un disgusto triple.

Por un lado, aquel bendito glucómetro medía en mmol/L y mg/dl, lo que era perfecto porque hasta hace poco yo solo sabía medir en mmol/L. Todavía recuerdo la cara de confusión cuando le lleve la libreta a mi primer endocrino español con mis datos en mg/dl (allí me enteré que había dos maneras de medir la glucosa). Aquel primer glucómetro era perfecto porque podía medir en mmol/L y luego pasar a mg/dl y ir anotando los datos para endo a los que la tabla del 18 no se le daba bien (las medidas en mmol/L se multiplican por 18 para pasarlas a mg/dl). Esto, después del cambio de normativa  ya no se permite, o te tienes un glucómetro que mide en mmol o en mg/dl pero ya no se permite glucos que midan en ambas medidas (esto me cabrea mucho porque perpetúa lo que siempre me ha cabreado y es que siempre nos intenten defender de nuestra propia estupidez pensando en que alguien se puede confundir los mmol/L y mg/dl. Nota: los mmol/L tiene base 10 y tienen un punto los mg/dl  van en base 100 sin punto).

Glucómetro one touch ultra
Mi primer glucómetro era como este

Pues bien, ya despojada de mi único glucómetro y sin posibilidad de obtener uno que mida en ambas unidades, descubro que en España no me dan uno en mmol/L (si tenía que elegir quería medir en mmol/L) que además el modelo que usaba tampoco estaba disponible ya, y que además, tampoco podré usar las tiras que usaba con mi primer glucómetro.

La triple crisis estaba servida, pero mira, pensaba yo, me darán otro mejor. Mi sorpresa fue ver la máquina infernal que me dieron. Un glucómetro no solo que medía en mg/dl (quien diablos entiende esa escala de 100 cuando con la de 10 es mucho más sencilla)  sino que ni pasaba datos a mi pc, con un pinchador infernal (dios bendito aquel pinchador¡¡¡¡) y que parecía de juguete. Pues bien, a partir de ahí decidí ponerme en la busca de un glucómetro al que volviera a querer. Para ir tirando mi país de corazón me envió un gluco en mmol/L , nunca olvidaré aquella llamada a Lisbeth que me envió no solo el gluco sino las instrucciones en español con una nota manuscrita a España. Aquel nuevo glucómetro solo medía en mmol/L y usaba las misma tiras que mi antiguo glucómetro pero era temporal, . De aquella búsqueda que se inició por aquel contratiempo obtuve muchos glucómetros que probé y deseché por un motivo u otro hasta quedarme con mis preferidos que os traigo.

Prestaciones

Ciertamente las prestaciones que unos aprecian son variables y esto me refiero que dentro de los mismos glucómetros en líneas generales con mismas características unos apreciamos unas cosas diferentes a los que otros aprecian. En este caso yo valoro las siguientes prestaciones en mis glucómetros preferidos.

Exactitud: sin duda es la más importante y sinceramente merecería otro post a parte porque los glucos que parecen tan fiables no lo son tanto. No obstante, no hay más remedio que fiarse de los datos que arrojan los estudios para la fiabilidad de los glucómetros que usamos. En 2013 la normativa que regula estos dispositivos hizo más estricta las medidas y desviaciones por lo que los nuevos glucómetros podemos decir que son más precisos a día de hoy.

Tamaño muestra y tiempo medición: los glucómetro actuales han evolucionado hasta necesitar una mínima gota de sangre y resultados en 5 segundos por lo general. Esto es bastante estándar ya.

Prestaciones adicionales: en este punto la verdad que llamadme rara pero es donde todo marca la diferencia de elección entre un glucómetro y otro. Dado que las características anteriores son bastante estándar a todos los glucómetros, las prestaciones adicionales son las que marcan la diferencia entre uno y otro. En mi caso, yo ahora mismo, ya no uso casi ningún glucómetro que no tenga bluetooth al menos. Lo más deseable es que además se conecte con mi bomba de insulina y sea de tamaño pequeño. Otras prestaciones deseables que midan también cuerpos cetónicos o calculador de bolos, muy útil para no acarrear con cacharros adicionales y calcular dosis de insulina.

Accesorios: Esta es otra de las características más banales son, por ejemplo, los extras como la funda que trae (dejan mucho que desear en general), los pinchadores y las opciones de lancetas de los mismos (sí, las lancetas marcan la diferencia entre un pinchazo con dolor y otro que no). Desde aquel fatídico viaje donde me robaron el glucómetro ahora interno ponerle algún parche que identifique el glucómetro como algo de importancia solo para mí, y que no es ni una cámara de fotos ni nada deseable de lo ajeno. Las fundas son absolutamente horribles y por ello intento personalizar a este amigoenemigo.

Fundas de mis glucómetros preferidos
Uso los parches de ropa o pins y chapas para personalizar las fundas
funda de mis glucómetros preferidos
Para evitar confusiones informo a los “ladrones” que esto no contiene una cámara o algo de valor para nadie más que para mí

Tiras: las tiras son determinantes para usar el glucómetro que quieres. En muchas comunidades no puedes escogerlas, yo tengo la suerte de poder escoger las tiras que quiero usar y recogerlas en farmacia previo pago de 0,45€ la caja de 50 tiras. Para todas las tiras aporto la misma cantidad por lo que la decisión es del usuario y del profesional que las receta, lo que aporta libertad de elección de máquina para el usuario (bravo).Dicho esto aquí va nuestra lista.

La lista de mis glucómetros más usados “preferidos”

  1. Freestyle Libre de Abbott: además de como lector del sensor flash funciona como medidor de glucosa capilar, cuerpos cetónicos y calculador de bolo. Me gusta porque además de ser recargable (carga con cable microusb de cualquier móvil android), usa las mismas tiras (envueltas individualmente) que otros glucómetros de la casa Abbott, además,  une casi todo tipo de medición para la diabetes. Un verdadero acierto desde luego, su capacidad NFC vincula con app Librelink, sin embargo, no dispone de Bluetooth para pasar las lecturas a ninguna app, no obstante, es uno de mis preferidos.
  2. Contour Next One de Ascensia: Es el que uso en la actualidad, este glucómetro, el más preciso del mercado, dispone de Bluetooth que enlaza con la app Contour App y dispone de código de colores que me encanta que ilumina el puerto de tiras de color verde, amarillo o rojo. No me entendáis mal, todos sabemos los valores en los que debemos estar pero a las 7 de la mañana mientras mis neuronas no reciben un café está fenomenal saber si estás en rango o no con un aviso visual. Es de tamaño reducido, de un pendrive y cabe en cualquier parte y el pinchador que trae es sencillamente alucinante. En verdad tiene casi todo lo que necesito a falta de un par de cosas como medición cuerpos cetónicos y una funda mejor impermeable, aunque siendo sinceros ninguna funda original propia de glucómetro merece la pena.

    glucómetro Contour next one
    Contour Next One, sin duda, mi preferido en la actualidad
  3. Accu Check Aviva Expert de Roche: este glucómetro- calculador de bolo  fue uno de mis primeros donde empecé a medir con mg/dl y a mi reeducación en diabetes. Le tengo un especial cariño y como prestaciones es muy completo. Su calculador de bolos es de los mejores en mi opinión, con opciones de % de actividad y tipo y de sencillo uso. Otro añadido que tiene este glucómetro que lo hace genial son sus alarmas. Por ejemplo, en hipo, tiene un aviso cuando han pasado los 15 minutos para repetir la medición y comprobar que se remontado la hipoglucemia. Esto me encanta porque tendemos a no esperar ni 5 minutos para comprobar la glucemia en estado de hipo u olvidarnos comprobar que hemos remontado. A mí, personalmente me ha pasado muchísimas veces. Los gráficos de evolución no necesita descarga sino en el propio glucómetros figuran en colores y por tipo gráfico. No es secreto que me encantan los datos y la estadística por lo que un gran punto positivo a esta prestación. El pinchador que en su día me traía fue un descubrimiento total, sin duda de los mejores, a pesar que cuando intenté conseguir otro al romperse el que tenía el servicio técnico de Roche no fue muy colaborador. Como parte que menos me gusta es el tremendo tamaño de las tiras aunque no necesitan mucha gota parecen enorme en comparación con otras tiras reactivas y las 3 pilas AA que usa debido a su pantalla en color.
  4. Contour next 2.4 y Contour Next Link: estos glucómetro no tienen muchas de las características que me gustan pero tienen una importante y es que vinculan con las bombas de insulina 640G y Veo respectivamente y esto pues es muy muy cómodo para usar los calculadores de bolo de las bombas de insulina y no perder el tiempo metiendo las glucemias a mano. Son tamaño reducido como un pendrive. Lo que no me gusta nada es que debes apagarlos a mano cuando otros de la misma casa se apagan al retirar la tira. Me encantan que no usen pilas y se recarguen por usb.
  5. Frestyle Optium neo: este glucómetro lo usaba como medidor de cuerpos cetónicos, aunque también mide glucemia nunca me gusto demasiado pero su practicidad a la hora de viajar era genial hasta que pasé al libre teniendo las mismas prestaciones era uno de mis preferidos también su versión anterior el Optium. Por lo demás no aporta mucho más además de tiras envasadas individualmente algo que sinceramente a veces me gusta y a veces no, si bien para niños imprescindible (todo sabemos lo que les gusta tirar todo por el suelo, de hecho mi mayor pesadilla es que se me caiga un bote de tiras al suelo)
  6. One Touch Verio Flex: Yo tengo un modelo anterior a este que de verdad me decepcionó bastante (debería sacarlo de favoritos). Lo cogí por sus prestaciones, era recargable, prometía mayor exactitud, además según me informaron avisaba de patrones (a mi esto ya me dejó loca os debo confesar). Pues bien nada más lejos de la realidad, la exactitud era horrible, nada de patrones, lo acabaron retirando del mercado y ahora está este en su sitio con capacidad Bluetooth aunque siguen prometiendo algo que dicen que es “machine learning”. Bueno dejadme deciros que os olvidéis de machine learning, eso sí te da consejito en función de tus valores. Esto lo que viene a llamarse es un árbol de decisión de lo más simple, lo llamen como lo llamen. Lo que sí han renovado su app y eso sí, muchos datos, muchos informes, muchos consejos para nada de sintetizar y recomendar. De verdad, echo de menos que pregunten a los pacientes que queremos en una app porque si estos han consultado desde luego han consultado a la persona equivocada. En fin a pesar de ser la casa de mi primer glucómetro, me decepcionaron bastante después de aquel glucómetro Verio eso sí muy mono en diseño (nunca había tenido un glucómetro blanco). Este One Touch Verio Flex presenta gran diseño, color blanco o negro (bravo por la personalización), código de colores (aunque sea una pegata sobre el glucómetro) y capacidad bluetooth.
  7. Glucomen aero 2K: los glucómetros de esta marca me gustan porque por general miden glucosa y cuerpos cetónicos. En concreto este además vincula con la app por NFC, no es mi sistema preferido pero hace el trabajo. Adicionalmente, permite la monitorización de los datos en la distancia algo muy interesante para niños y sus cuidadores. Otra versión anterior de este gluco, el glucocard SM, vinculaba por bluetooth  pero duró un telediario.
  8. Beuer G50 Evo: Este glucómetro es compacto, de tamaño algo mayor que un pendrive, se incluye pinchador y glucómetro, eso sí, el bote de tiras es algo descomunal. Lo que me gusta es un pequeño tamaño y conexión bluetooth que sin embargo hay que colocar a modo de tapa para enviar datos. Como segundo gluco es muy útil cuando no tienes espacio que perder en diabetes sobre todo en maleta.

    glucómetro GL50-Evo beuer
    Glucómetro GL50-Evo de Beuer
  9. Freestyle lite : me gusta este glucómetro porque es pequeño y exacto, de los más exactos, no obstante usa tiras diferentes a otros muchos glucos que tengo y no lo uso mucho. El pinchador que trae es horrible, lo odio.
  10. Accu Check Aviva Connect : este gluco me gusta porque enlaza por bluetooth con la app y envía los datos automáticamente pudiendo ser monitorizados en distancia. El pinchador que trae es de los mejores pero no me gusta que use pilas botón y nada más y nada menos que 2 y además se agotan bastante rápido. El siguiente modelo que he visto de lejos tiene buena pinta e incluye código de colores pero, además de ser color blanco (bravo abajo el negro).

He probado otros glucómetros, sin embargo, siempre va conmigo alguno de los 4 primeros de mis preferidos.

Como detalle curioso os contaré lo que me ha pasado en una farmacia en la que recojo mis tiras de glucemia. Las dos últimas veces cuando he ido a recoger mis tiras me pregunta el farmacéutico si necesito glucómetro le digo que cuál me puede dar, que mi preferido es el Contour Next One, me dice que ese no me lo puede dar pero me trae el que están “regalando”. Mi sorpresa es que me trae el modelo más antiguo de la casa, ya retirado del mercado porque no cumple con nueva normativa de exactitud y encima me dice que es un regalo. Pues bien, desde aquí os digo que nunca aceptéis estos regalos inútiles y envenenados. Par empezar los glucómetros se los regala la casa fabricante a la farmacia, comprobar siempre con la casa fabricante el último modelo y no admitáis otros modelos antiguos con único fin de eliminar stock por parte de un negocio. Lo gracioso es que me lo llevé hice glucemias a toda mi oficina y curiosamente sacaron valores muy dispares entre hipos y rozando hiper cuando ninguno tiene diabetes, lo que viene a demostrar por qué los viejos glucómetros deben permanecer enterrados y deben ser renovados.

Este post se lo dedico a aquel mi primer glucómetro el One Touch Ultra que medía en las dos unidades de glucemia, que tantos años estuvo a mi lado y a quien tanto maltraté con mis glucemias disparatadas, a quien le hice tantas perrerías limpiándome la sangre en su funda y que tanto hecho de menos. Solo le deseo a aquel ladrón glucosas fuera de rango e hipoglucemias interminables. DEP donde quiera que estés. 

 

 

  1. Yo tengo aún ese glucometro!! Guardado, no lo uso pues tengo bo,ha 640g y el contour es más cómodo, pero tampoco es de mis preferidos.

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.