COMER DE FIAMBRERA… CON DIABETES!!

0
COMER DE FIAMBRERA… CON DIABETES!!

Comer de fiambrera… todo un mundo de posibilidades! 

La fiambrera… ese gran amigo de mucha gente que come fuera de casa todos los días y que no dispone del tiempo (o el dinero) suficiente para poder salir todos los días a un restaurante.

En la entrada de hoy os presentamos algunas ideas sanas y saludables, con su correspondiente conteo de carbohidratos, para poder poner en vuestras fiambreras.

Evidentemente, con imaginación, ganas y tiempo se puede poner cualquier cosa en una fiambrera, pero para conseguir maximizar el resultado hay que tener en mente algunas indicaciones básicas, como tener en cuenta si lo podemos calentar o no (en mi caso esto no siempre es posible, con lo que tengo que agudizar ingenio a la hora de usar ingredientes que horas después sigan siendo sabrosos o que se puedan comer en frío), así como la época del año o la textura de los alimentos y el reto de los líquidos (llevarse sopa o puré al trabajo es toda una aventura!!!).

Los economistas repetimos siempre que las crisis económicas, en algunos aspectos, hacen aflorar grandes ideas y este fue el claro ejemplo de las bolsas isotérmicas y fiambreras para llevar la comida al trabajo. Y es que la variedad de modelos, colores y precios de estos productos no ha parado de crecer en los últimos años y no solo, en lo referente a la comida, sino que han aparecido ideas para guardar el desayuno de los niños, la merienda, los tupper de comida plegables y hasta tuppers para los plátanos!!! En mi armario tengo varios de estos cacharros pero mi preferida, sin duda, es la bolsita termo de la foto de portada porque es como un bolso, pesa poco, la puedo llevar cruzada y después de comer la puedo meter incluso dentro de mi otra mochila!!

En mi bolsita termo cada día me llevo mis dos desayunos y la fiambrera de la comida.

Desayuno

Mi desayuno es poco original y es que por la mañana suelo repetir más o menos cada día lo mismo porque es mi momento del día más complicado en términos de resistencia a la insulina.

Mi primer desayuno consta de un sándwich de jamón dulce con dos tortitas de arroz y quinoa (1,5R) y un café con leche en el que voy variando leche de vaca, bebida vegetal de arroz, de avena y de espelta (1R).

Mi segundo desayuno siempre consiste en algo de fruta (1-2R, depende del día y de la temporada del año), un par de gelatinas 0% del Mercadona y un cortado (y que ambas cosas cuento como libres de hidratos).

Lunes

Plato único de berenjena, variado de setas y lentejas, cocinado con aceite de oliva (2R).

Martes

Ensalada de lechuga, tomate, aceitunas, pepino y queso fresco (0,5R), aliñada con aceite de oliva y un poco de sal (no me gusta el vinagre).

Tortilla de calabacín, cebolla y patata (0,5R). La hago con una sartén individual.

Miércoles

Ensaladilla rusa casera (3R) con un poco de mayonesa. En verano es imposible llevarse esto al trabajo y soy una gran fan de la ensaladilla!!!

Mandarinas (2R).

Jueves

Ensalada de lechuga, tomate, queso feta (0,5R) y lentejas (1R), aliñado igual que el martes!

Hamburguesas de pollo con verduras caseras.

Viernes

Ensalada de espirales de pasta con piña y palitos de cangrejo (4R).

Mandarina (1R).

 

Y vosotros, qué ponéis en vuestras fiambreras??? Seguramente está será la primera de una serie de entregas que podríamos hacer en relación a este tema, con lo que si tenéis ideas, recetas o trucos que queráis compartir con nosotras y con el resto de nuestra comunidad, esperamos vuestras aportaciones para poder enseñárselas a todo el mundo!

BUEN PROVECHO!!

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.