BLOCKCHAIN LA REVOLUCIÓN DE DATOS EN GESTIÓN SANITARIA

1
BLOCKCHAIN LA REVOLUCIÓN DE DATOS EN GESTIÓN SANITARIA

Desde hace unos años los gurús de gestión en nuestra salud han dado pasos a mi entender agigantados para comprender la importancia de los datos. La última moda es Blockchain.¿Cómo se puede usar para diferentes fines (diagnóstico, eficiencia en presupuestos, tiempo de esperas y gestión de recursos sanitarios..)?. Por fin han entendido la importancia de la información y que de eso se puede obtener beneficio para todos pacientes y administración. Una vez ya entendieron esto han ido al siguiente nivel, los datos. Yo creo sinceramente que no sabían en que berenjenal se metían.

La gestión de datos en España y a nivel mundial (cambia algo pero no mucho más), está distribuida entre muchos agentes, tanto como por ejemplo, para empezar Comunidades  Autónomas hay en España seguidamente cada región, cada hospital, cada especialidad, cada gestor… Y así sucesivamente entre infinidad de agentes. ¿Dónde están nuestros datos y quién accede a ellos? ¿Para qué se utilizan? A modo de ejemplo, no hay a día de hoy un registro único de personas con diabetes (sí muchos proyectos para hacerlo) ni personas portadoras de bombas de insulina (algún dato he visto del 2013 estimativo, ¿fiable? Lo dudo seriamente) por ejemplo. Y ya no me refiero a nivel estadístico que también tiene su utilidad sino nivel de incidencia por ejemplo por país de diabetes tipo 1, tipo 2…Todo son suposiciones, cálculo vagos, estimaciones.

En resumen, tenemos datos por todas partes, repetidos en muchas ocasiones pero nadie quiere compartir nada aunque sea para una misma finalidad.

En materia de datos sanitarios la normativa de protección de datos lo tiene claro son datos de alto nivel que deben ser custodiados mediante claves, todos los accesos a ellos deben ser trazables. Algo que ¿se está haciendo? Pues la respuesta es que nadie lo sabe con certeza, por ej. sería lógico que mis datos de nefrología sean accesibles a mi endocrino y viceversa sin embargo, ¿por qué me preguntan los mismos datos unos y otros?

Ahora que todos sabemos que los datos pueden ayudar a gestión del diagnóstico más eficiente, a protocolos de actuación más rápidos y eficaces, a realizar estudios epidemiológicos e incluso a investigación de posibles factores desencadenantes de enfermedades y también de diabetes tipo 1, ahora más que nunca necesitamos que los datos sean únicos, fiables, accesibles, compartidos. Así empezaron varias propuestas para establecer registros únicos que no acaban de cuajar.

En medio de este panorama de gestión de datos caótico parece que ha venido  vernos una luz y se llama Blockchain. Este concepto que se está poniendo de moda últimamente y ya usado en otros ámbitos y países supone unos cambios conceptuales importantes, pero el más importante es que la información sanitaria pasa a ser gestionada por propios pacientes, cada paciente decide qué datos comparte y cuáles no y con quién, totalmente trazable los flujos de información.

En realidad un Blochchain se trata de un conjunto de agentes que almacenan datos de manera distribuida (por ej su hospital público, su hospital privado, su centro de radiografía) y que comparten la información que el paciente elige. Si se actualiza un dato en un agente se actualiza en toda la red (por ej. usted cambia la medicación en consulta del médico de cabecera pues por este sistema todos los agentes que usted elija tendrán estos datos actualizados).

Dentro del Blockchain puede haber agentes diversos, administración (por ej. seguridad social, hacienda), agentes de seguros, hospitales, agentes de sanidad privada….etc Usted elegiría con quien compartir cada dato (por ej. me puede interesar compartir mis datos de salud con quien gestiona mi seguro de vida o quizás no). Podría hacerme una radiografía en un centro privado y que la sanidad pública la tuviera en cuestión de minutos o al revés asistir a una consulta privada y que ya tuviera todo mi historial médico procedente de sanidad pública incluidas las pruebas diagnósticas.

Lo más interesante es que esta tecnología está cifrada, protegida y descentralizada, es totalmente trazable y securizada mediante encriptación algo imprescindible para datos de salud.

Las ventajas adicionales a las ya mencionadas son enormes pero actualmente se centra la atención en el uso de análisis mediante inteligencia artificial usando los datos aportados por esta tecnología. Sin duda algo muy emocionante donde realmente podemos ver en acción lo que siempre se habla y nadie usa el BigData. Estamos ante nacimiento y desarrollo de algo emocionante en mi opinión, algo que llevábamos tiempo esperando que todo esperábamos. Sin embargo también presenta dudas de su ejecución efectiva se lleve a cabo. Habrá que estar atentos.

A ver que nos depara el Internet of Things Solutions World Congress (IoTSWC) que se celebrará en Barcelona en octubre 2017.

  1. Bueno, tenemos algún proyecto de registro Nacional pero no tantos, realmente nunca se ha empezado en serio. Y yo tengo ganas de coger los datos de atención primaria y meterles mano, a ver si los publican ya!

    Pero efectivamente, si algún día se comparte todo, ya no harán falta registros con trabajo extra de nadie, vendrá todo rodado!

LEAVE A REPLY