10 ERRORES QUE COMETEMOS AL INYECTAR INSULINA

0
10 ERRORES QUE COMETEMOS AL INYECTAR INSULINA

Este es asunto delicado porque todos pensamos que nuestra manera de inyectar insulina es la buena… “total, a mi me va bien”, ” yo no noto diferencia”, ” a mi me enseñaron así”… pues a mi….etc, Sí bien a usted le va bien, créame, puede irle mejor. Esto es la base de diabetes, a algunos nos vale con irnos regular a otros bien y otros no le vale nada. Aquí le presentamos los errores que cometemos más frecuentemente y que si bien usted ya sé que no los comete por si las moscas siga leyendo:

  1. Reutilizar agujas: no mientan, alguna vez lo hemos hecho o lo han pensado o lo pensarán. Incluso algunos profesionales lo recomiendan en su evidente ignorancia e insaciable afán de conseguir ahorro de material. Las agujas no se reutilizan, UNA AGUJA UN PINCHAZO. Bajo ninguna condición, no le permitan a nadie que le diga lo contrario, lo pone en la misma caja de agujas,  lo pone en las recomendaciones de los fabricantes y no, no es un truco más para vender agujas por parte de laboratorios. Escríbaselo a todo el que le diga lo contrario en la mano o en la reclamación que ponga a todo el que intenta decirle que debe reutilizar la aguja de inyección.
  2. Dejar aguja puesta en la pluma entre pinchazo y pinchazo: que estás en un restaurante, que no te has traído nada para desechar la aguja correctamente, que ya la tirarás …Me sé todas esas excusas, dejamos innumerables veces las agujas puestas en los bolis y este punto lleva al punto anterior y el círculo vicioso empieza sin fin una y otra vez entre punto 1 y 2.
  3. No purgar: claro ya venimos de dejar aguja puesta y usarla más de una vez, ¿para qué vamos a purgar?… ya puestos no??… pues nos lo saltamos sí, total¡¡¡¡¡. Pues bien, purgar no es solo sacar el aire que todos los bolis llevan y seguramente tendrá mientras le dure esa pluma, sino también para llenar la aguja que va a usar, unos aprietan el pulsador sin marcar dosis para ver que sale la gotita (muy bien), pero es necesario asegurarse que no se va a incluir aire con esa dosis que usted necesita.
  4. Purgar hacia abajo: este el error más común y el que más sorprende a todos cuando se habla. Ninguno parece haber caído en la ineficacia que supone purgar con la pluma hacia abajo. Incluso cuando todas las cajas de plumas incluyen un gran folleto donde pone, con fotos¡¡¡, los pasos para inyectar y una foto bien grande de una mano con boli hacia arriba purgando. Todos parecemos que nos ha pillado de sorpresa tremenda evidencia de la ciencia, las leyes de la física y la existencia de la gravedad. La idea de purgar es sacar aire, el aire cuando colocamos la pluma hacia abajo ¿a dónde va? Pues arriba, precisamente al extremo opuesto de salida que usted busca. Sí, muy evidente dicen ahora, pero sé que ustedes también han purgado hacia abajo confiésenlo. Y también sé que habéis purgado a chorro limpio también, ni dos ni tres un chorretón hacia abajo y te has quedado tan pancho en plan que bien lo he hecho.

    purgado de bolis de insulina
    El purgado siempre es hacia arriba empujando la bolsas de aire hacia fuera.
  5. Enroscar aguja en vez de clavarla primero y enroscar después: parece una estupidez lo sé.. yo siempre he enroscado directamente la aguja, pues no, en teoría primero clava (se oye un pequeño ruido) y luego enrosca la aguja.
  6. No esperar tiempo suficientes antes retirar la pluma. Tenemos prisa y lo de contar ya nos lo sabemos, hacemos una aproximación espacial al número pi contando  o cuento mientras repaso la lista de la compra y ya está, ya saco la aguja. En este punto, mi enfermera me hizo poner una dosis que me ponía habitualmente e inyectarla al aire mientras contaba. Este es un ejercicio útil porque se dará cuenta lo que tarda en dejar de fluir el “pestako” del valioso líquido que nos inyectamos. Y sí, tarda más de lo que solemos contar o contar aproximadamente. Cuenta despacio y vuelva a contar antes de retirar la aguja, total ya está ahí clavada no le va a doler más y ayudará a que no tenga de volver a encontrarse con su pinchazo  de corrección posterior por no haber entrado bien la dosis adecuada la primera vez.
  7. No rotar zonas: un plan de rotación es básico en uso de cualquier dispositivo bien sea pinchazos, sensores, catéteres. El no hacerlo causa una de las complicaciones de diabetes más infravaloradas en mi opinión, la lipodistrofia. Una complicación que es de facilísima prevención, por lo que, rote, por favor. Mantenga un plan de rotación en niños que sea divertido que ellos participen y rote para todo lo relacionado con diabetes. Análisis de glucemia, aplicación de sensores, aplicación de catéteres de infusores así como inyecciones de insulina.
  8. Escoger tamaño aguja incorrecta: yo siempre usé el tamaño estándar de 8mm sin embargo cuando descubrí que es demasiado para los pacientes me sorprendí y cambié a aguja menor con igual o mejor resultado y menos dolor y moratones. Consulte con su profesional el tamaño ideal para usted y tenga en cuenta que las agujas del 12mm no son recomendadas para absolutamente ninguna persona con diabetes.
  9. Nunca nos hemos leído el prospecto de la caja de plumas de insulina. Si cometemos estos errores significa que nunca hemos ni abierto esos planfletos a modo de listín telefónico que vienen con cada caja de plumas, pues en ellas vienen en fotos todos los pasos para aplicar una correcta inyección de insulina. Cógelos y deseos a los niños para que lo coloreen y así interioricen los movimientos a realizar y que lo hagan divirtiéndose.

    hoja del prospecto de la caja de insulina
    En cada caja de insulina vienen las instrucciones de cómo preparar la inyección
  10. No reeducarse ni reciclarse.

    Después de años aplicación las inyección con nuestro método (sí cada uno tiene un método) somos sumamente reacios a escuchar otro modo de hacer, ni siquiera a admitir todo lo que hacemos mal y las excusas son varias ..a mi me va bien así, yo eso ya lo hago (esto es divertido porque cuando me dijeron vale enséñamelo no hacia ni la mitad de cosas que decía que hacía).. pues bien, sino nota diferencia pues hágalo bien. Entre hacerlo bien o mal y sin notar diferencia pues hágalo bien, no pierde nada

Todos los valores de glucemia que obtenemos depende muy directamente de la técnica de administración de insulina que usemos y no solo eso, también el dolor que obtenemos en cada pinchazo está relacionado con la técnica de inyección. Ya use las mejores o peores agujas del mercado la técnica que use para inyectar lo es todo. Yo he usado agujas pésimas con iguales resultados que las mejores, aunque obviamente prefiera las buenas no siempre podemos elegir el material que nos dan, al menos en mi zona.

Recuerde evaluar puntos de inyección en visitas a su profesional profesionales sanitarios y siga las instrucciones de fabricantes para inyectarse. Al fin y al cabo, vamos a tener que hacerlo toda la vida, mejor prestarle un poco de atención e intentar mejorar la técnica que usamos.

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.