3 años con bomba de insulina, 3 años conectada a una máquina, 3 años de un nuevo comienzo

0
3 años con bomba de insulina, 3 años conectada a una máquina, 3 años de un nuevo comienzo

El 11 de septiembre de 2014 es un fecha que quedará grabada en mi mente para siempre. Aquel día perdí y gané. Perdí una parte de mi, de mi forma de ver la vida, de vivir. Gané calidad de vida, amistades y una nueva visión del mundo que rodea a la diabetes. 

En aquel momento pasé de ser una alocada y rebelde que poca atención prestaba a su diabetes a convertirme en una paciente capaz de gestionarme, de ajustar ratios y basales, de probar basales temporales, crear patrones nuevos…me convertí en una paciente activa.

Tomar la decisión de probar la bomba de insulina no fue fácil:

  • ir enganchada a una máquina las 24 horas
  • dormir con ella
  • cables
  • tendría que llevar un control exhaustivo…

Con 27 años y teniendo en cuenta que estaba tomando las riendas de mi diabetes tras más de 10 años de rebeldía no era una opción que me agradara lo mas mínimo. Ya no hablemos de pensar en ligoteo y bomba de insulina: ¿¿cómo reaccionarían los hombres al comentarles que llevas eso bajo la ropa.?? jaja.

Y mientras yo ponía mil excusas para no probarla, unas vocecitas que conocía de las redes sociales me animaban a que le diera una oportunidad “si no te convence siempre puedes volver a los bolis” me decían. Y así fue como acabé aceptando un aparato que hasta ese momento no había visto en persona y lo poco que conocía era por el mundo 2.0. Porque no, hasta ese momento tampoco interaccionaba con otros compañeros de batallas en vivo y en directo, hasta ese momento las redes sociales y concretamente Facebook eran mi conexión con la diabetes, las experiencias, el apoyo…venía de la red, venía de Noches Sin Dormir.

¿Qué supuso para mi la bomba de insulina?

  • Hemoglobina glicosilada superior al 8%,
  • Insulina rápida 4 veces/día y lenta 2 veces/día
  • Controlando ratios y fsi (factor de sensibilidad)
  • Contando raciones

… y aun así no te puedes dormir hasta las 2 de la mañana porque tu glucemia no sube y tu cuerpo tiene esa sensación de temblor, inquietud, nerviosismo, ansiedad…que acompaña muchas veces a las hipoglucemias, cuando pasas por hipoglucemias nocturnas de 30 mg/dl e incluso menos…Cuando pasas por todo eso y de repente vuelves a dormir una noche tranquilamente la terapia con plumas queda como un mal recuerdo del pasado.

En estos 3 años mi glicosilada ha bajado al 7% y mis hipoglucemias son inferiores al 5% si miramos el resumen mensual. No es un control perfecto, tampoco mi vida es perfecta pero el trabajo y esfuerzo que hay detrás de esos números me hace sentir orgullosa de lo logrado. Un día comes a las 14:00 horas, otro a las 16:30; un día te pasas la mañana tranquila, otro no paras un minuto. Ya no hablemos cuando llega la época de exámenes y necesitas que tus glucemias no sean ni hiperglucemia ni hipoglucemia. Descargar y estudiar los datos de tus glucemias todas las semanas, crear patrones y acordarte de aplicarlos en función del día que vayas a tener…Bendita bomba de insulina de cuantos apuros me sacas.

Pros y contras

Dicen quienes no la han usado que la bomba de insulina da muchos problemas. En mi caso han sido muchas más las ventajas que los inconvenientes (por lo menos los referidos a la bomba). El mayor problema con que me he encontrado ha sido la falta de apoyo por parte de los profesionales sanitarios, algo que eché en falta desde el primer día. Cuando comienzas un tratamiento como éste es vital contar con una buena educación diabetológica, que te expliquen bien el conteo de hidratos de carbono, que es y como se usa un ratio, un fsi, una basal…También contar con alguien que te resuelva las dudas que surgen y sobre todo, te de seguridad a la hora de hacer los cambios. A fin de cuentas eres tu el que vas a vivir día tras día con ella y el que tendrás que ajustar parámetros. Necesitas tener toda la información para saber desenvolverte y por mucho tiempo que te dedique el personal del laboratorio durante la formación no sales siendo un experto en el manejo de la bomba. Necesitas unas semanas de ajustes hasta encontrar la pauta correcta, consultar tus dudas a la hora del ejercicio, el plan B por si falla la bomba, como se actúa ante una cetosis con bomba…eso corresponde al equipo médico explicártelo y no deberías ser tu quien tenga que pedírselo.

Y estos han sido mis 3 años con la bomba Accu-Check Spirit Combo. 3 años en los que he aprendido mucho sobre mi diabetes pero también sobre mi. 3 años en los que he ganado una calidad de vida imposible de conseguir con plumas

Bomba de Insulina Accu-Check Spirit Combo y Glucómetro Aviva Combo

Se me olvidaba, en lo referido al ligoteo y la bomba de insulina, no me ha supuesto grandes problemas, la bomba se va incluso antes que la ropa. jeje.

LEAVE A REPLY